Negligencia Legal

¿Su Abogado Ha Cometido Negligencia Profesional?

Pasar por el rigor de interponer o plantear una demanda, o tener que contratar a un abogado para redactar un documento importante, un testamento, o un fideicomiso, puede resultar extremadamente duro para un cliente. A menudo, todos los procedimientos involucrados pueden no solamente ser costosos y consumir mucho tiempo, sino también estresantes: comparecencias para declarar, escudriñar documentos, soportar demoras, intentar descifrar el lenguaje legal, o experimentar interrupciones en el trabajo y en la vida familiar. Si usted está acusado de un asunto penal, la posibilidad de enfrentar un tiempo en la cárcel, en prisión, o multas, puede ser difícil. Igualmente, si usted está acusado por una demanda civil, la potencial indemnización, u otras responsabilidades así mismo crean tensión. Desafortunadamente el abogado que usted elija para trabajar con él puede incrementar este estrés si él o ella omiten representar competentemente el mejor interés de usted.

Cuando un abogado se encarga de los asuntos de un cliente, adquiere una relación fiduciaria con su cliente. En general, esto significa que el abogado toma la responsabilidad de poner el interés del cliente antes que su propio interés en los tratos con el cliente y en los tratos con otros en representación del cliente. Todo abogado autorizado en el Estado de Florida está obligado por ley por juramento a apegarse a unos ordenamientos específicos, omitidos por los Reglamentos de la Conducta Profesional en Florida. Por ejemplo, las obligaciones de un abogado incluyen:

  • Un abogado debe acatar las decisiones del cliente con respecto a los objetivos de la representación, y consultar con el cliente sobre cómo esos objetivos deben ser alcanzados;
  • Un abogado no puede aconsejar a un cliente a que se comprometa, o se preste a conductas que el propio abogado sabe que son fraudulentas o criminales;
  • Un abogado debe ser diligente y rápido al llevar a cabo las obligaciones de su representación;
  • Un abogado debe mantener al cliente informado sobre el estado del asunto en el que está representándolo, y responder rápidamente a las solicitudes razonables del cliente.
  • Un abogado debe explicar los asuntos al cliente de manera que éste pueda tomar decisiones informadas sobre cómo proceder en un dado asunto legal.
  • Un abogado no puede cobrar honorarios excesivos;
  • Un abogado debe mantener confidencial toda comunicación con el cliente, excepto bajo muy limitadas circunstancias;
  • Un abogado no puede representar a un cliente con el que tenga un conflicto de intereses, ya sea consigo mismo, o con otros intereses del cliente;
  • Un abogado puede aceptar la representación de un cliente solamente donde tenga competencia legal, o donde la competencia legal pueda ser adquirida sin riesgo para el cliente; y
  • Otras obligaciones estatutarias y profesionales.

¿Qué son Malas Prácticas Legales?

Igual que la negligencia médica, las malas prácticas legales pertenecen a un tipo de demanda por negligencia. Como todas las demandas por negligencia, existen cuatro elementos que deben ser demostrados: que el acusado tiene una obligación con el demandante, que el acusado ha violado esa obligación; que esa violación provoca un daño; y que el demandante sufrió perjuicios como resultado de ese daño. En el caso de negligencia legal, un abogado, una vez que ha iniciado una relación contractual con un cliente, tiene el deber de cumplir con obligaciones específicas y de representar competentemente al cliente y a los intereses de ese cliente. Si el abogado viola esa obligación de manera que cause que el demandante sufra daños que no habría sufrido de otra manera, un cliente puede tener una demanda válida por negligencia legal.

Aunque es difícil para aquéllos no familiarizados con asuntos legales poder discernir cuándo un abogado ha cometido negligencia, existen algunos errores comunes que podrían indicar si un abogado puede haber fallado en cumplir con sus obligaciones profesionales. Esto incluye fallar en devolver las llamadas telefónicas del cliente, perder una fecha límite del cliente ante la corte, tomar decisiones en un caso, (tales como acordar un arreglo), o en una transacción sin antes consultar con, y obtener el consentimiento del cliente, permitir que se venza un estatuto de limitaciones, y fallar en presentar un caso o disputa según el procedimiento correcto o ante el foro apropiado.

Si usted ha sufrido daños como resultado de una transacción legal o acción judicial desfavorable cuando su abogado ha faltado a sus obligaciones, y usted cree firmemente que podría haber ganado si su abogado hubiera cumplido con sus obligaciones profesionales, usted puede tener una demanda por negligencia legal, (o malas prácticas legales).

El ´Caso Dentro de un Caso´: Por Qué Usted Necesita un Abogado Experimentado en Temas de Negligencia Legal para Levantar una Demanda por Malas Prácticas Legales

Uno de los aspectos más difíciles de demostrar en una demanda por negligencia legal es probar que, si el abogado le hubiera representado competentemente, usted no habría sufrido daños. En otras palabras, no es suficiente demostrar que el abogado falló en alguna u otra obligación, no importa lo mayúsculo de su error o falta de ética. Usted debe demostrar, adicionalmente, que si el abogado hubiera actuado según su deber, usted habría ganado el caso.

Por ejemplo, si usted demandó a alguien por negligencia y el abogado perdió la fecha límite para presentar la demanda, demostrar que el abogado perdió esa fecha límite (esto es, que el abogado faltó a sus obligaciones), no es suficiente; usted también debe probar que si el abogado hubiera levantado la demanda a tiempo y procesado el caso, usted lo habría ganado. Consecuentemente, en los casos de negligencia legal, usted podría tener que litigar dos casos: el caso de negligencia, y el caso en el que el abogado supuestamente debía representarlo a usted competentemente.

En otros casos de negligencia, los daños y perjuicios pueden ser más fáciles de demostrar: por ejemplo, si su abogado fue incompetente al redactar o revisar un contrato importante y usted de alguna manera sufrió un daño por los errores de redacción, los perjuicios y los términos especificados en el mismo contrato pueden ser suficientes para demostrar ante la Corte que el abogado cometió negligencia o malas prácticas.

Los Abogados en el Grupo Legal Flaxman pueden Ayudarle a Presentar una Demanda por Negligencia Legal

Como usted puede apreciar, las demandas por negligencia legal pueden resultar muy complicadas, y es esencial que usted contrate a un abogado de una firma que cuente con experiencia en el manejo de tales demandas. Si usted ha pasado por una experiencia frustrante con un abogado y cree que éste puede haber cometido negligencia, contacte a nuestros abogados de Miami expertos en temas de negligencia legal, en el Grupo Legal Flaxman para una consulta gratuita y sin compromisos. Podemos ayudarle a evaluar si tiene un caso válido y explicarle los asuntos que resultan críticos al determinar si usted pudiera tener derecho a una indemnización por los daños y perjuicios que ha sufrido. Comuníquese con el Grupo Legal Flaxman al 1-866-Flaxman (1-866-352-9626), o contáctenos en línea.