Representamos gente lesionada en todo tipo de accidentes

Probando la Culpabilidad en Accidentes de Resbalones y Caídas

Estas directrices le ayudarán a determinar quién es responsable si usted se resbala o tropieza y cae dentro de la propiedad de otra persona.

Miles de personas resultan heridas cada año - algunos muy seriamente – al resbalar, tropezar o caer por culpa de un suelo peligroso, un tramo de escaleras, o un terreno tosco. A veces, el propietario del inmueble donde ocurrió el accidente es responsable del accidente, a veces no.

Si usted ha sido lesionado de esta manera, en primer lugar considere que es una parte normal de la vida que las cosas caigan o goteen en el suelo, y que las superficies lisas pueden ser irregulares. Además, algunas cosas que se ponen en el suelo - las rejillas de drenaje, por ejemplo – tienen un propósito útil allí. Por lo tanto, alguien que posee u ocupa una propiedad no siempre puede ser responsable de recoger o limpiar de inmediato toda sustancia resbaladiza en el suelo. Tampoco es siempre responsable el dueño de la propiedad de que alguien resbale o tropiece en algo que una persona común y corriente debe esperar encontrar allí o debe ver y evitar. Todos tenemos la obligación de ver por dónde caminamos.

Sin embargo, los propietarios necesitan ser cuidadosos en mantener en buenas condiciones su propiedad. Aunque no existe una forma precisa para determinar cuando alguien es legalmente responsable de un desliz o un tropiezo, el caso dependerá de si el propietario actuó con cuidado para evitar que alguien resbalara o tropezara - y si usted tuvo cuidado de ver por dónde caminaba y en evitar caerse. Aquí hay algunas reglas generales que le ayudarán a decidir si alguien tuvo la culpa de su resbalón o tropezón y caída con lesiones

Determinando la Responsabilidad

Para que alguien sea legalmente responsable por las lesiones que sufrió por resbalones o tropiezos y caídas en la propiedad de otra persona, uno de los siguientes casos debe ser verdadero:

  • El propietario del local o un empleado debe haber causado el derrame, o desgaste o rotura en el piso, o haber colocado cualquier otra superficie o artículo o peligroso en el suelo, en donde se circula normalmente.
  • El propietario del local o un empleado debe haber sabido de la superficie peligrosa, pero no hizo nada al respecto.
  • El propietario del local o un empleado debería haber sabido de la superficie peligrosa porque una persona "razonable" debió tomar el cuidado de la propiedad y debió haber descubierto y eliminado o reparado el peligro.

La tercera situación es la más común, pero también es menos clara que las dos primeras, por las incómodas palabras de "debería haber sabido". La responsabilidad en estos casos se decide a menudo por el sentido común. Los jueces y los jurados determinan si el propietario u ocupante de la propiedad fue cuidadoso al decidir si las medidas que éste tomó para mantener la seguridad de propiedad eran razonables.

¿Qué es "Razonable"?

En la determinación de la "razonabilidad" de un dueño de propiedad, la ley se centra en si el propietario hace esfuerzos regulares y exhaustivos para mantener la propiedad segura y limpia. Aquí hay algunas preguntas iniciales que usted puede hacer para determinar si un dueño de propiedad o negocio puede ser responsable por su deslizamiento o caída y las lesiones ocasionadas:

  • Si se tropezó con una zona rasgada, rota, o abultamiento de la alfombra o del piso, o se resbaló en una zona húmeda o suelta, ¿este punto peligroso había estado allí el tiempo suficiente para que el propietario supiera al respecto?
  • ¿El dueño de la propiedad tiene un procedimiento regular para examinar y limpiar o reparar las instalaciones? Si es así, ¿qué pruebas tiene el dueño de este mantenimiento regular?
  • Si se tropezó o se resbaló con un objeto que alguien había colocado en el piso o suelo, ¿había una razón legítima para que el objeto estuviera allí?
  • Si hubo alguna buena razón para que el objeto estuviera allí, pero ya no era necesario, ¿el objeto podría haber sido retirado o cubierto para evitar peligros?
  • ¿Había un lugar más seguro dónde se podría haber ubicado el objeto, o podría haber sido colocado en una manera más segura, sin inconvenientes o gastos mayores para el propietario o el operador?
  • ¿Podría haberse creado una simple barrera o una advertencia para evitar que alguien resbalase o tropezase?
  • ¿La mala iluminación contribuyó al accidente?

Si las respuestas a una o más de estas preguntas resultan a su favor, usted puede tener un buen caso de demanda para indemnización. Sin embargo, todavía hay que pensar en si su propio descuido contribuyó de manera significativa a su accidente.

Su Propio Descuido

En casi todos los casos de resbalones o tropiezos y caídas, se debe decidir si su negligencia contribuyó al accidente. Las reglas de la "negligencia comparativa" ayudan a medir su propia razonabilidad, recreando su trayecto al ir a donde usted lo hizo, en la forma en la que usted lo hizo, justo antes del accidente. Hay algunas preguntas que usted debe hacerse acerca de su propia conducta, es casi seguro que un ajustador de seguros le pregunte esto después de presentar su demanda.

  • ¿Tenía usted una razón legítima - una razón que el propietario debió haber previsto – para estar en la zona peligrosa?
  • ¿Una persona cuidadosa hubiera notado y evitado el lugar peligroso, o caminado con cuidado para no resbalar o tropezar?
  • ¿Había alguna señal de que el lugar podría ser peligroso?
  • ¿Estaba usted haciendo algo que le distrajera de prestar atención por dónde iba caminando, o estaba corriendo, saltando o jugando de una manera que hizo que caerse fuera más probable?

Usted no tiene que "probar" a un ajustador de seguros que tuvo cuidado. Pero piense en lo que estaba haciendo y descríbalo con claridad para que un ajustador de seguros entienda que usted no fue descuidado.

Para obtener más información acerca de cómo su falta de cuidado afecta el resultado de su reclamación, consulte la sección "Cómo Su Propio Descuido Afecta a Su Demanda" en las Reglas Generales para Probar Culpa en Casos de Accidentes.