Representamos gente lesionada en todo tipo de accidentes

Probando la Culpabilidad de Lesiones por Productos Defectuosos

Si usted ha resultado lesionado por un producto peligroso de consumo, generalmente no es difícil de obtener una indemnización por sus lesiones.

Productos defectuosos o peligrosos son la causa de miles de lesiones cada año. El conjunto de leyes que cubren al responsable por los productos defectuosos y peligrosos - "responsabilidad por productos defectuosos" - es diferente de la legislación ordinaria de responsabilidad civil por lesiones y, a veces hace que sea más fácil que una persona lesionada recupere indemnización por los daños.

Responsabilidad Objetiva Definida

Por lo general, para hacer a alguien responsable por sus lesiones, usted debe demostrar que éste fue descuidado - es decir, negligente - y que su descuido provocó el accidente.

Con los productos de venta al público en general, sería extremadamente difícil y caro para una sola persona tener que demostrar cómo y cuándo un fabricante fue negligente (en términos jurídicos) en la fabricación de un producto en particular. Tampoco se puede esperar que el consumidor pruebe si el vendedor o arrendatario del producto tenía un sistema adecuado para la comprobación de defectos de fabricación, o si el vendedor fue la causa del defecto después de recibir el producto del fabricante. Finalmente, tampoco se puede esperar de un consumidor que pruebe cada producto antes de utilizarlo para ver si está defectuoso o es peligroso.

Por todas estas razones, la ley ha desarrollado un conjunto de reglamentos conocidos como "responsabilidad objetiva" que permiten a una persona lesionada por un producto inesperadamente defectuoso o peligroso obtener una indemnización por parte del fabricante o vendedor del producto - sin demostrar que el fabricante o el vendedor fueron en realidad negligentes. En resumen, si usted ha sido lesionado por un producto de consumo, usted tiene derecho a indemnización por parte del fabricante o del negocio que vende o alquila el producto directamente a usted.

Quién Puede Ser Demandado

Siempre se puede hacer responsable a un fabricante de un producto defectuoso o peligroso, pero no siempre se puede demandar al vendedor de ese producto. La responsabilidad objetiva opera en contra de quien no es un fabricante sólo si es su negocio vender o alquilar periódicamente ese tipo específico de producto. En otras palabras, si usted compró algo en un puesto de mercado callejero, venta de garaje o tienda de segunda mano, donde venden todo tipo de cosas pero no siempre el mismo tipo de producto en específico, la responsabilidad objetiva no se aplica.

Reglas de la Responsabilidad Objetiva

Independientemente de las medidas que el fabricante o el vendedor dice que se tomaron en la fabricación y manipulación de un producto de consumo, puede hacer una reclamación de responsabilidad objetiva - sin mostrar ninguna falta de cuidado por parte del fabricante o el vendedor - si las tres condiciones siguientes existen:

  1. El producto tenía un "peligro impertinente", defecto que provocó una lesión en un usuario o consumidor del producto. El defecto puede llegar a existir en el diseño del producto, durante su fabricación, o durante la manipulación o el transporte.
  2. La lesión fue causada mientras el producto estaba siendo utilizado de una manera que se destina a ser utilizado.
  3. El producto no había sido cambiado sustancialmente desde la condición en la que se vendió originalmente. "Sustancialmente" significa de una manera que afecta la forma en que el producto lleva a cabo su función.

Plazos Límites de Demandas

La mayoría de los estados tienen leyes que limitan cuánto tiempo después de que un producto ha sido vendido al público se puede hacer al fabricante o vendedor responsable bajo las reglas de responsabilidad objetiva. Los límites son por lo general de seis a doce años después de que el fabricante vende el producto inicialmente. Así pues, en una demanda de responsabilidad estricta, puede que tenga que determinar la edad del producto que lo lesionó.

Si Usted Era Consciente del Defecto

Los fabricantes y los vendedores tienen una defensa contra las demandas de responsabilidad objetiva que puede ser especialmente importante si usted ha sido propietario del producto durante un tiempo: Es posible que no pueda reclamar la responsabilidad objetiva contra el fabricante o el vendedor, si usted conocía el defecto, y aún así continuó utilizando el producto. Si parece - ya sea desde el estado del producto (que el del fabricante o la empresa de seguros del vendedor tendrán derecho a examinar) en su descripción de su uso del producto – que usted era consciente del defecto antes del accidente, pero utilizó el producto de todos modos, es posible que haya renunciado a su derecho a reclamar daños y perjuicios por lesiones.