Representamos gente lesionada en todo tipo de accidentes

Conserve Pruebas de los Fallos y Daños

Actúe rápido para proteger las pruebas y encontrar testigos que puedan ayudarle a probar su caso a una compañía de seguros.

Los primeros días inmediatamente despues a un accidente son a menudo los más importantes para encontrar y conservar las pruebas de lo que sucedió y para la documentación de sus lesiones. Usted debe tomar las siguientes medidas tan pronto como le sea posible.

Vuelva a la Escena

Si se produjo un accidente fuera de su casa, vuelva a la escena tan pronto como le sea posible para localizar pruebas y fotografiar todas las condiciones que considere que pudieran haber causado o contribuido al accidente. Puede que usted se sorprenda por encontrar algo de lo que no estaba al tanto cuando ocurrió el accidente, pero que puede ayudar a explicar lo que sucedió: una zona gastada o rota en la que cayó, un semáforo que no funciona. Y mientras busca, usted puede también encontrar a alguien que vio lo que pasó, o alguien que sabe de otros accidentes que ocurrieron en el mismo lugar.

Tome fotografías de la escena del accidente desde diferentes ángulos - en particular su visión de las cosas antes del accidente - para mantener una buena imagen de esto en su mente y explicarle a la compañía de seguros más adelante qué tan bien preparado está para obtener la indemnización que usted se merece. Fotografíe la escena en la misma hora del día en que su accidente ocurrió, y en el caso de accidentes de vehículos, el mismo día de la semana, para mostrar la cantidad adecuada de tráfico.

Proteja las Evidencias Físicas

La persona que tuvo la culpa de un accidente es a veces descubierta por una pieza "física" de evidencia - algo que usted puede ver o tocar, en lugar de una descripción de lo que pasó. Los ejemplos incluyen una escalera rota que causó una caída, la abolladura en un auto que muestra dónde fue golpeado, o una rama colgante que impedía la visibilidad en el carril para bicicletas.

Además, la evidencia física puede ayudar a demostrar el alcance de la lesión: los daños en el auto pueden demostrar lo fuerte que fue un choque, y la ropa rota o ensangrentada puede demostrar sus lesiones físicas de forma dramática. Trate de preservar cualquier evidencia física tal y como estaba en el accidente. Si no se puede preservar el objeto real, tome fotografías del mismo. Más tarde, puede mostrar su evidencia a una compañía de seguros como prueba de lo que pasó.

Tome Buenas Fotografías

Estos son algunos consejos para conservar las pruebas con fotografías:

  • Las fotos normales son mejores que las Polaroids. Por lo general, muestran mayor detalle y condiciones de luz más precisas.
  • Tome una serie de fotos desde diferentes ángulos para que posteriormente pueda seleccionar las que muestran más claramente lo que sea que quiera destacar a la compañía de seguros.
  • Tome las fotos tan pronto como sea posible, de manera que representen con precisión las condiciones de la prueba inmediatamente después del accidente.
  • Para establecer la fecha en que las fotos fueron tomadas, pídale a un amigo que escriba una nota breve indicando que él o ella lo observó tomar las fotos en esa fecha. Además, revele la película de inmediato y asegúrese de que la tienda de fotografía indique la fecha en la parte posterior de las impresiones, o al menos en su recibo.

Localizar a los Testigos

Un testigo de un accidente puede ser inmensamente valioso para usted en su caso con una compañía de seguros. Los testigos pueden ser capaces de describir cosas acerca de un accidente que confirman lo que usted cree que sucedió, corroborando así su historia. Y le pueden proporcionar información de la que no estaba al corriente, pero que muestra cómo la otra persona tuvo la culpa. Incluso un testigo que no vio el accidente, lo pudo haber visto poco después de que se lesionó y puede confirmar que se encontraba con dolor o malestar. O bien, un testigo puede haber oído una declaración hecha por otra persona involucrada en el accidente que indique que alguien que no fue usted tuvo la culpa.

Sin embargo, el tiempo es esencial. Si los testigos no se contactan y su información no es confirmada pronto después del accidente, lo que tienen que decir se puede perder. La memoria de la gente se desvanece rápidamente, y pronto sus recuerdos pueden llegar a ser tan difusos que pierden su utilidad. Además, puede que al testigo ya no se le localice si usted espera demasiado tiempo, las personas cambian de residencia con frecuencia.

Documente Sus Lesiones

La mejor manera de preservar la evidencia de sus lesiones es de inmediato informar a un doctor u otro proveedor médico, y fotografiar las marcas visibles, cortes, moretones, hinchazones, incluidos los yesos, férulas, vendas, u otros dispositivos.

Sin un registro médico de todas sus lesiones en cuanto sucedieron, será más difícil convencer a una compañía de seguros de que usted se lesionó en la medida en que afirma que fue. Las lesiones visibles sanan y no se ven tan graves más adelante, y no buscar tratamiento médico inmediato puede llevar una compañía de seguros a creer que sus lesiones no eran tan graves, o incluso creer que usted está inventando o exagerando.