Representamos gente lesionada en todo tipo de accidentes

¿Cómo Pueden Evitar los Dueños de Perros ser “Mordidos” por una Demanda?

Si usted tiene un perro, tome algunas medidas simples para prevenir lesiones, y dolores de cabeza jurídicos.

Las cifras son altas, y no son buena noticia: Los perros muerden a 4,7 millones de personas cada año.

Las explicaciones son casi tan numerosas como los perros mascota, que ahora se cuentan en más de 62 millones. Algunos especulan que los estadounidenses, temerosos de la delincuencia, están a favor de las razas más feroces. Y dueños ocupados a menudo salen de sus casas dejando a las mascotas solas, sin entrenamiento y sin estar acostumbrados a socializar. Los perros que pasan mucho tiempo solos (sobre todo si están atados), no están acostumbrados a estar con extraños. Los perros que no han recibido entrenamiento básico de obediencia, son los principales candidatos para morder.

¿Quién es Responsable?

Los heridos suelen tener la ley de su lado. En el pasado, la ley daba a los dueños de perros lo que se llamó "una mordida gratis". En otras palabras, un propietario no era responsable de lesiones a menos que el perro ya hubiera demostrado que era probable que hiriera a alguien. El perro en realidad no tenía que haber mordido a alguien - por ejemplo, si su perro se abalanzaba sobre el vecino, mostrando los dientes, se consideraba como aviso de que el perro pudiera morder.

Pero la mayoría de los estados hacen responsables a los propietarios de cualquier daño que el perro cause, se tengan o no se tengan razones para sospechar que el perro era peligroso. Los dueños de perros pueden encontrarse con el deber de pagar los gastos médicos de una persona herida y por la pérdida de salarios, o incluso las cuentas de la terapia de un niño traumatizado. El dueño del perro puede no ser responsable si el perro fue provocado, o si la persona lesionada estaba invadiendo su propiedad, pero declaraciones de este tipo son a menudo muy difíciles de probar después de los hechos.

Es mucho mejor, por supuesto, evitar lesiones en lugar de luchar por la responsabilidad legal después de que se produzcan las lesiones. Y la verdad es que los dueños de los perros podrían prevenir la mayoría de las mordeduras.

Entrene a Su Perro

Es su trabajo, como propietario, entrenar y hacer sociable a su perro. Las sociedades humanas de todas partes ofrecen a bajo costo clases de obediencia básica, que son una buena manera de enseñar a su perro a comportarse con otros perros y personas. Y un montón de buenos consejos están disponibles en libros como Cómo Ser el Mejor Amigo de Su Perro y El Arte de Criar a un Cachorro, por los Monjes de New Skete.

También usted, como propietario responsable de una mascota, debe esterilizar o castrar a su perro. Se reducirá no sólo el número de perros no deseados, sino también las lesiones a las personas. Los perros no esterilizados son tres veces más propensos a morder, según la Sociedad Protectora de Animales de los Estados Unidos. La esterilización también hará que sea más fácil de evitar que su perro se extravíe por salir a vagar.

He aquí otros pasos sencillos que debe seguir

Nunca permita que su perro ande suelto. En algunos estados, usted es automáticamente responsable por cualquier daño que su perro cause mientras esté sin correa.

Mantenga las vacunas de su perro actualizadas. Vacunas contra la rabia están obligadas por ley. Si su perro muerde a alguien, las autoridades, por no mencionar a la víctima, verán el incidente de una forma mucho más seria si el perro no ha tenido una vacuna reciente contra la rabia.

Mantenga el perro fuera del alcance de extraños. Un montón de personas, - carteros, vendedores, encuestadores, niñas exploradoras - habitualmente llegan a su puerta. Mantenga al perro lejos de ésta. Un jardín vallado no es suficientemente bueno, la mayoría de la gente abre la puerta de la valla y camina hasta la puerta de la casa.

Coloque señales de advertencia. Si usted tiene alguna razón para pensar que su perro pueda lesionar a alguien que se acerque a su propiedad, ponga señales de "Cuidado con el perro". Pero recuerde que los niños pequeños no saben leer. Si usted piensa que los niños todavía podrían estar en riesgo, ponga un candado en la puerta.

Enseñe a Sus Hijos

Los niños en general son mucho más propensos a ser mordidos que los adultos y los niños varones son más propensos a ser mordidos que las niñas. En gran parte, estas lesiones se producen porque a los niños nunca se les ha enseñado cómo comportarse con los perros. Todos los niños deben saber estas reglas básicas:

  • • No acaricies a un perro sin dejar que el perro te huela primero.
  • • Nunca molestes a un perro que está comiendo, durmiendo o cuidando de sus cachorros.
  • • No corras huyendo de un perro.
  • • Trata de no hacer contacto visual con un perro, éste lo puede tomar como signo de amenaza.

Por último, no asuma que la familiaridad es igual a la seguridad. Muchos niños son mordidos por perros con los que están familiarizados, dentro del territorio del perro. Los niños pueden tener más confianza con un perro que conocen, y un perro es más protector en su propia casa.